Paredes de Pladur

Las paredes de Pladur ofrecen claras ventajas frente al ladrillo tradicional no solo por la rapidez y la limpieza, también nos ofrecen un mayor aislamiento térmico y acústico con igual espesor, el peso se reduce en un tercio frente al ladrillo, obtenemos una planimetría perfecta, el paso de instalaciones es fácil y rápido…

Ofrecemos diferentes soluciones:

Tabiques de separación

Se denominan tabiques de separación a los tabiques que separan una vivienda de otra y de las zonas comunes del edificio, como rellanos, escaleras, portales, pasillos de distribución, etc.

Está formado por dos estructuras resistentes de acero, sobre las que se atornillan como mínimo dos o más placas Pladur de diferentes espesores. En algunos casos, también se puede incorporar una placa más entre ambas estructuras para mejorar sus prestaciones. Al igual que en los tabiques de distribución, las instalaciones recorren el interior del alma que lleva incorporada material aislante.
También pueden encontrarse soluciones mixtas, compuestas por un tabique de ladrillo y a cada lado una unidad de Pladur.

Tabiques de separacion Pladur

Trasdosados

Un trasdosado es el revestimiento de cualquier tipo de muro que pueda existir en su vivienda, ya sea en el interior del edificio o de forrado interior de la fachada.
El  trasdosado más común utilizado en viviendas es el trasdosado autoportante ya que con él se consigue unas mejoras notables de aislamiento acústico y térmico en  el muro aplicado. En otros casos también se pueden utilizar los trasdosados directos y los semidirectos (placas pegadas al muro o placas atornilladas a maestras respectivamente)

Trasdosado Pladur

Tabiques de distribución

Son los tabiques que separan unas estancias de otras dentro de la propia vivienda.

Estan formados por una estructura resistente de acero protegida contra la oxidación, sobre la que se atornillan a cada lado una o más placas de Pladur de diferentes espesores (10, 13, 15, 19 y 25 mm)   y/o características mejoradas (mayor resistencia al fuego, baja absorción de humedad, mayor dureza, etc.). Las distintas instalaciones necesarias para la vivienda recorren el interior de la estructura, incorporándose en ella durante el montaje del tabique sin tener que realizar ningún tipo de rozas, y por tanto, sin debilitar el tabique. Su interior lleva también incorporado material aislante, para reforzar, si fuera necesario, sus características de aislamiento térmico o acústico.

Tabiques de distribución Pladur